Cómo responder preguntas comprometedoras

Cómo bien sabemos, la entrevista es el paso final a la contratación, lo cual debemos dar una imagen nuestra excepcional y segura para demostrar al entrevistador que somos capaces de tomar el puesto y desarrollar el trabajo indicado. Responder a preguntas comprometedoras de manera correcta en esta situación va a ser de suma importancia para que quedemos bien parados y demostremos lo que nuestro curriculum presenta.

Algunas de las preguntas/respuestas que nos podremos encontrar en una entrevista son:

Experiencia laboral: debemos contestar que, en el caso de que no contemos con la experiencia suficiente, estamos dispuestos a aprender y adaptarnos a las habilidades necesarias. No hay que excluirnos por falta de experiencia ya que damos a pensar que no sabemos hacer lo que nos piden.

Estudios propios: demuestra seguridad en la elección de tus estudios. No cuentes sobre tus arrepentimientos en el ámbito universitario. Hazle saber que tus habilidades fueron adquiridas con tus estudios llevados a cabo. Destaca tu nivel de preparación, sin exagerar ni caer en el egocentrísmo.

Salario: lo más conveniente sería averiguar previamente a la entrevista cuánto cobraría una persona que ocuparía el puesto. Si el dato no lo tenemos, no arriesguemos a tirar un número específico. Podemos mencionar que sería conveniente recibir lo que el mercado laboral está pagando por el puesto solicitado.

Preguntas íntimas: frente a estas preguntas lo mejor sería contestar con calma y no aferrarse a nuestras creencias. Sería ideal dar una respuesta corta y, en algunos casos, ambigüa.

Trabajos previos: una respuesta indicada sería argumentar la salida de nuestros trabajos anteriores porque no teníamos posibilidad de desarrollo y profesionalismo. No debemos criticar a nuestros ex jefes o compañeros y echarle la culpa a ellos por la pérdida de nuestro ex empleo.

Porque esta empresa: trata siempre de "alabar" a la empresa en la cual estás por ingresar. Comenta lo favorable que sería entrar a trabajar en la misma para desarrollar tus habilidades y cualidades como profesional. Nunca compares con otras compañías.

Motivo de contratarte: describite como el mejor en el puesto. Frente a la falta de experiencia argumenta con tus ganas de aprender, desarrollarte y aportarle innovación a las necesidades que presenta la empresa.

Habiendo detallado las diversas situaciones de una entrevista, podremos ir y encararla de diversos modos, siempre yendo con una imagen de la empresa que nos entrevistará y estando seguro de nosotros mismos, con confianza, tranquilidad y esperanza.

0 comentarios:

Publicar un comentario