Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo

Ese es el lema de Chris Gardner. ¿Te suena? Seguramente porque este hombre, que solía ser un pobre indigente desempleado que tenía que dormir en los baños de las estaciones de trenes junto a su hijo, fue quien sirvió de inspiración para la famosa película "En Busca de la Felicidad". 

Hoy en día es un multimillonario que da charlas motivacionales, para enseñarle a la gente cómo cualquiera puede hacer lo que quiera, sólo si es perseverante. 

Desde el inicio de su vida, Chris tuvo complicaciones: su padrastro maltrataba a su madre, no sólo golpeándola sino hasta acusándola de trabajar al mismo tiempo de recibir ayudas del gobierno, lo que tuvo como consecuencia de que acabara presa, enviando a un muy pequeño Chris y sus hermanos a un orfanato. Como si esto fuese poco, Chris sufrió en ese mismo orfanato una violación a la temprana edad de 8 años. 

Luego de eso, Chris conoció a uno de sus tíos, Henry, quien fue la primer figura paterna real que tuvo en su vida. Pero no duró demasiado: murió ahogado a los pocos años. 

Pero esto no evitó que siguiera adelante: cuando terminó el secundario, se anotó en el cuerpo médico de la marina Estadounidense, inspirado por su difunto tío Henry. 

Luego de eso, la vida de Chris tuvo varias vueltas, una de las cuales tuvo como fruto su hijo Jarrett, a quien apenas podía mantener económicamente. Tuvo que tomar varios trabajos como vendedor, los cuales apenas lo dejaban llegar a fin de mes.

Pero la vida de Chris cambió cuando conoció a un corredor de bolsa que le explicó cómo había ganado todo su dinero. Motivado por él, Chris comenzó sus estudios en las finanzas, para lo cuál tuvo que dejar todos sus empleos. Fue un riesgo muy alto, pero sentía que era lo que debía hacer. 

Pero no fue así: cuando al fin estuvo listo para entrar, descubrió que el director que lo había recomendado había sido despedido. Logró conseguir una entrevista, pero al día siguiente fue arrestado por no pagar sus multas de tránsito. Y, para empeorar, la madre de Jarrett lo sorprendió llevandose a este junto con todas las pertenencias de Chris (incluída su ropa). 

Pero Chris no se detuvo: con la misma ropa con la que entró a la carcel, cuando salió, fue a la entrevista: ¡y consiguió el empleo...! Pero como aprendiz, lo cuál lo dejaba apenas mantenerse. 

En eso, la madre de Jarrett decidió devolvérselo, pero Chris no tenía donde vivir. Así que durante varios meses se pasó sus días con dos trajes (que llevaba todos los días encima) y durmiendo donde pudiesen.

Cinco años más tarde, Chris estableció su propia firma de bolsa de valores, Gardner Rich & Co. Y a base de esfuerzo y dedicación, luego vendió esta compañía (lo que lo volvió millonario) y creó otra empresa, al mismo tiempo en que buscaba formas de ayudar a toda la gente que pudiese. 

Y después de leer esta historia, ¿vos de verdad crees que alguien puede decirte que no podés hacer algo que vos sabés que sí? 

¡No te olvides! Si tuviste alguna experiencia en tu trabajo, en alguna búsqueda, entrevista, o cualquiera cosa relacionada al ámbito laboral que creas que puede resultar útil para el resto de los lectores, te invitamos a que la mandes a: buscotrabajoblog@outlook.com. ¡Podés hacerlo de forma anónima!

0 comentarios:

Publicar un comentario